17 de febrero de 2018

Elimina los callos y cura los talones agrietados con este excelente remedio casero...


Aunque los pies son nuestro principal medio de transporte y la base que nos mantiene unidos a la tierra, muchas veces solemos descuidar de su salud.
En ellos se encuentran los puntos reflejos de los órganos de todo el cuerpo, por eso las rigideces, contracturas o entumecimiento de las articulaciones pueden ser signo de otros problemas de salud en general. Puedes, con sólo verlos, saber qué dicen los pies sobre tu salud.


Las durezas se producen cuando la piel se engrosa en defensa de una fricción o presión reiterada, generando incomodidad o dolor. Por eso, una de las causas más comunes es el uso de calzado inadecuado. Las malas posturas corporales y el sobrepeso también pueden facilitar la aparición de durezas.
Para eliminar las durezas en los pies puedes realizar un sencillo y económico tratamiento que combina el ácido salicílico de las aspirinas con el jugo de limón para eliminarlas más fácilmente y dejar tu piel suave limpiándola, a la vez, de todas las células muertas.




Ingredientes:
6 aspirinas – 1 cucharada de agua – 1 cucharada de zumo de limón – Una piedra pómez – Crema hidratante – Una bolsa de plástico – Unos calcetines viejos
Pasos a seguir
Mezcla todos los ingredientes dentro de un recipiente.Extiende el compuesto por las zonas donde tengas durezas con un suave masaje. Envuelve los pies con una bolsa de plástico o un papel transparente. Cúbrelos con una toalla o un calcetín para darles calor.


Pasados 15 minutos, retira el calcetín y el papel y enjuaga tus pies con agua tibia para eliminar todos los restos de producto. Pasa la piedra pómez por las zonas con durezas para acabar con ellas definitivamente y seca muy bien los pies con la ayuda de una toalla. Extiende la crema hidratante con un suave masaje para que tus pies queden perfectos. ¡Se acabaron las durezas en los pies!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te puede interesar